Diferencia entre aguas superficiales y aguas subterráneas

Las aguas superficiales y las aguas subterráneas son dos fuentes de agua importantes, pero difieren en su ubicación y características.

Las aguas superficiales se encuentran en la superficie de la tierra, como en ríos, lagos, arroyos y océanos. Estas aguas están expuestas a la atmósfera y son afectadas por factores como la temperatura, la lluvia y el viento.

Por otro lado, las aguas subterráneas se encuentran debajo de la superficie de la tierra, en acuíferos, y están protegidas de la atmósfera. Estas aguas están menos expuestas a la evaporación y a los cambios climáticos, lo que las hace más estables en términos de cantidad y calidad.

Otras diferencias entre las aguas superficiales y subterráneas incluyen:

  • Recarga: Las aguas superficiales se recargan principalmente por precipitación y escorrentía, mientras que las aguas subterráneas se recargan por infiltración del agua de lluvia y la nieve.
  • Flujo: Las aguas superficiales fluyen hacia áreas más bajas y eventualmente desembocan en el océano, mientras que las aguas subterráneas fluyen a través de los acuíferos y pueden aparecer en manantiales o ser extraídas a través de pozos.
  • Contaminación: Las aguas superficiales son más vulnerables a la contaminación debido a la exposición a la superficie y los factores ambientales, mientras que las aguas subterráneas están protegidas de la superficie, lo que las hace menos vulnerables a la contaminación.
  • Accesibilidad: Las aguas superficiales son más accesibles para la extracción y el uso directo, mientras que las aguas subterráneas requieren de la perforación de pozos para su extracción.

En resumen, las aguas superficiales y subterráneas tienen diferencias significativas en términos de ubicación, recarga, flujo, contaminación y accesibilidad, y ambas son importantes para satisfacer las necesidades humanas y ecológicas de agua.


Escríbenos

Este campo es necesario
Este campo es necesario
Este campo es necesario

Síguenos

Contáctanos

© Diseño Web: