Ser concesionario y dar cumplimiento a la NMX-AA-179-SCFI-2018, tiene sus beneficios porque al actualizar y mejorar el sistema de medición para que se envíe de forma remota los datos a CONAGUA del volumen de agua que está siendo aprovechado. En términos generales, la deducción de derechos se refiere a la disminución o eliminación de algún derecho o prestación, la CONAGUA de acuerdo con la Ley Federal de Derechos y la Resolución Miscelánea Fiscal, indica que los contribuyentes pueden disminuir de su pago de derechos el costo comprobado de los aparatos de medición y los gastos de instalación.

Es importante tener en cuenta que, la deducción del pago de derechos debe estar justificada legalmente y no debe afectar los derechos fundamentales de los concesionarios.


 

El acero al carbono es un tipo de acero que se compone principalmente de hierro y carbono, con un contenido de carbono que puede variar entre el 0,2% y el 2,1%. Aquí te presento algunos de los beneficios del acero al carbono:

  • Alta resistencia: El acero al carbono es conocido por su alta resistencia y dureza, lo que lo hace ideal para aplicaciones donde se requiere un material fuerte y resistente.
  • Económico: El acero al carbono es uno de los materiales más económicos para la fabricación de piezas y estructuras.
  • Fácil de trabajar: El acero al carbono es relativamente fácil de trabajar, lo que significa que puede ser cortado, soldado, doblado y conformado para adaptarse a una amplia variedad de aplicaciones.
  • Amplia disponibilidad: El acero al carbono es ampliamente disponible en todo el mundo, lo que lo hace fácilmente accesible para la fabricación y construcción.
  • Resistencia a la corrosión: El acero al carbono tiene una buena resistencia a la corrosión, aunque no es tan resistente como otros metales como el acero inoxidable.
  • Ductilidad: El acero al carbono es muy ductil, lo que significa que puede ser deformado sin fracturarse, lo que lo hace ideal para aplicaciones que requieren piezas o estructuras que pueden deformarse sin romperse.

En resumen, el acero al carbono es un material muy versátil y económico que se utiliza ampliamente en la fabricación y construcción debido a su alta resistencia, fácil disponibilidad y facilidad de trabajo.


La acuacultura, la ganadería y la agricultura son actividades diferentes que se centran en la producción de alimentos, pero se diferencian en los tipos de cultivos o animales que se producen y en los entornos en los que se llevan a cabo.

La acuacultura se refiere a la cría de organismos acuáticos, como peces, crustáceos, moluscos y plantas acuáticas, en un ambiente controlado. La acuicultura puede llevarse a cabo en tanques o estanques, o en sistemas de agua corriente como ríos o lagos. Los productos de la acuacultura son principalmente alimentos para el consumo humano, como pescado fresco y mariscos.

La ganadería, por otro lado, se refiere a la cría de animales como ganado, ovejas, cabras, cerdos y aves de corral, para producir carne, leche, huevos y otros productos de origen animal. La ganadería se lleva a cabo en granjas o ranchos, donde se alimenta y cuida a los animales hasta que estén listos para la venta o el sacrificio.

La agricultura, por último, se refiere a la producción de cultivos como frutas, verduras, cereales y legumbres, en su mayoría en tierra firme. La agricultura puede ser tanto de secano (depende de las lluvias) como de regadío (requiere agua extra), y los productos son principalmente alimentos para el consumo humano o para la alimentación del ganado.

En resumen, mientras que la acuacultura se centra en la producción de organismos acuáticos, la ganadería se centra en la cría de animales para producir productos de origen animal, y la agricultura se enfoca en la producción de cultivos en tierra firme. Cada una de estas actividades requiere técnicas y habilidades específicas, y cada una es importante para la producción de alimentos y el sustento humano.

 


Las aguas superficiales y las aguas subterráneas son dos fuentes de agua importantes, pero difieren en su ubicación y características.

Las aguas superficiales se encuentran en la superficie de la tierra, como en ríos, lagos, arroyos y océanos. Estas aguas están expuestas a la atmósfera y son afectadas por factores como la temperatura, la lluvia y el viento.

Por otro lado, las aguas subterráneas se encuentran debajo de la superficie de la tierra, en acuíferos, y están protegidas de la atmósfera. Estas aguas están menos expuestas a la evaporación y a los cambios climáticos, lo que las hace más estables en términos de cantidad y calidad.

Otras diferencias entre las aguas superficiales y subterráneas incluyen:

  • Recarga: Las aguas superficiales se recargan principalmente por precipitación y escorrentía, mientras que las aguas subterráneas se recargan por infiltración del agua de lluvia y la nieve.
  • Flujo: Las aguas superficiales fluyen hacia áreas más bajas y eventualmente desembocan en el océano, mientras que las aguas subterráneas fluyen a través de los acuíferos y pueden aparecer en manantiales o ser extraídas a través de pozos.
  • Contaminación: Las aguas superficiales son más vulnerables a la contaminación debido a la exposición a la superficie y los factores ambientales, mientras que las aguas subterráneas están protegidas de la superficie, lo que las hace menos vulnerables a la contaminación.
  • Accesibilidad: Las aguas superficiales son más accesibles para la extracción y el uso directo, mientras que las aguas subterráneas requieren de la perforación de pozos para su extracción.

En resumen, las aguas superficiales y subterráneas tienen diferencias significativas en términos de ubicación, recarga, flujo, contaminación y accesibilidad, y ambas son importantes para satisfacer las necesidades humanas y ecológicas de agua.


Un estándar de competencia laboral es un documento técnico que establece las habilidades, conocimientos y actitudes que una persona necesita para desempeñar eficazmente una ocupación o puesto de trabajo en particular. Estos estándares se desarrollan a través de un proceso de consulta y consenso entre los empleadores, los trabajadores y los expertos en la materia, y se basan en el análisis detallado de las actividades laborales y los procesos de trabajo involucrados.

Los estándares de competencia laboral describen las competencias específicas que deben poseer los trabajadores para desempeñar su trabajo de manera efectiva y eficiente, y son utilizados para evaluar y certificar las habilidades y conocimientos de los trabajadores. También pueden ser utilizados para desarrollar programas de formación y capacitación, diseñar perfiles de puestos de trabajo y mejorar la calidad de la mano de obra.

En muchos países, los estándares de competencia laboral son desarrollados y promovidos por organismos gubernamentales o por organizaciones sectoriales, y son reconocidos oficialmente como un instrumento clave para la evaluación y certificación de las habilidades y conocimientos de los trabajadores.


Escríbenos

Este campo es necesario
Este campo es necesario
Este campo es necesario

Síguenos

Contáctanos

© Diseño Web: